sábado, 20 de septiembre de 2014

Más reglas de oro sobre tu perro


Unidad familiar

Si hay varios miembros en la familia es muy importante que todos tengan y mantengan unas mismas reglas con el perro: cuándo cóme; cuánto;  cuándo salimos de paseo; cómo; qué puede y qué no puede hacer…  si no, el perro hará un comportamiento distinto con cada miembro de la familia, y de alguna forma intentará forzar para hacer con todos lo que más le interesa.

La importancia del  paseo

Es clave. Un perro encerrado en casa es una bomba de relojería. El perro es perro en el paseo. Y además se fortifica el vínculo con el dueño. No es aconsejable: es una necesidad. A ser posible,  cada paseo debe durar al menos 30 minutos cada vez. Variando rutas. Conociendo mundo. Oliendo y socializándose.

El ejercicio de “busca”

Fomenta el uso del olfato. Enseñar al perro a buscar y que eso forme parte del paseo, en un parón en el parque, por ejemplo, es una gran idea. Si se le acostumbra a hacer uso del olfato, se le da al perro una estimulación mental importantísima. Es tanto o más importante que el ejercicio físico.

Mejor caricias y comida que palabras

A la hora de premiar y reforzar al perro está demostrado que las caricias y la comida tienen un valor más fuerte para él que el mero reconocimiento verbal. Luego cada perro será cada perro, pero en líneas generales son dos buenos recursos que toca a cada uno de los dueños descubrir y saber ejercitar en el momento, en la forma y en la medida oportuna.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...