lunes, 23 de marzo de 2015

Un pequeño detalle del que nunca te arrepentirás


A todos nos preocupa la seguridad de nuestro perro. Sólo de pensar  que un día se pierde, se nos pone la carne de gallina. Todos aquellos que han perdido a su perro, siquiera por unas horas, saben la angustia que se pasa.

Y nadie puede decir que a su perro no le pueda pasar eso. Una sencilla excursión al campo donde encuentre un rastro extraordinario, le puede alejar de nosotros más de la cuenta. Unos petardos inesperados pueden desencadenar una situación de pánico en nuestra mascota y darse a la fuga…

¿Qué podemos hacer para evitarlo?

1) Prever potenciales situaciones de riesgo y poner los medios que estén a nuestro alcance para evitarlo.

2) Entrenar con nuestro perro una llamada eficaz.

3) No perderle nunca de vista. No podemos desentendernos de él mientras hablamos con el resto de dueños que pasean sus perros por la misma zona. Siempre debemos saber dónde está y qué está haciendo. Lo ideal es irse moviendo de forma que sea él el que acabe estando pendiente de nosotros. Llamarle  de vez en cuando y volverle a permitir que continúe sus inspecciones.

4) Un pequeño detalle del que nunca te arrepentirás y que puede ser el que definitivamente nos permita recuperar a nuestro perro: ponerle en el collar una placa con nuestro número de teléfono. Sí, así de fácil. Si se pierde hemos dejado el contacto que permitirá de forma rápida y segura dar con nosotros y recuperarlo.  Muy sencillo, pero a la vez muy poco utilizado por desgracia entre los dueños de perros. Muchas veces prestamos más atención a la compra de juguetes y otros artilugios para nuestro perro que a este pequeño gasto, del que nunca nos arrepentiremos.


En todo caso, si se nos pierde nuestro perro, a pesar de las medidas de precaución adoptadas: buscarlo por la zona donde desapareció y dar aviso a las autoridades y protectoras de la zona.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...