martes, 27 de julio de 2010

Razas de perros: Alaskan Malamute


Altura: machos 61-66 cm; hembras 56-61 cm

Peso: machos 36-43 kg; hembras 32-38kg

Esperanza media de vida: 12-15 años

Camada: 6 crías de media

Temperamento y aspectos a tener en cuenta:
Perro afectuoso y familiar. Incluso con los extraños (Aunque es un perro que aparenta físicamente y observa lo que sucede a su alrededor con detenimiento, no sirve como perro de guarda).

Necesita una gran unión y contacto con su "manada", no siendo de los llamados perro de una sóla persona.

Muy inteligente (debe ser continuamente estimulado física y mentalmente). Por eso no es fácil enseñarle. Se dice de él que no se somete, sino que colabora cuando te has ganado su respeto. Considero que no es un perro adecuado para un dueño primerizo. No porque no sea amigable, sino porque si no se le lleva bien, acabará saliéndose con la suya y no será controlable para el amo.

Muy tranquilo y digno.

Muy limpio; tiende a limpiarse el sólo. Perro prácticamente sin olor, aunque lógicamente algo huele. Por tanto no es necesario bañarlo con demasiada frecuencia.

Si no se le sabe llevar bien, autosuficiente e independiente.

Muy fuerte físicamente.

Muda dos veces al año, en gran cantidad. Para el cuidado de su pelaje basta con un cepillado diario.

Tiende a ser dominante hacia perros del mismo sexo.

Alto instinto de presa hacia otros animales.

Tendencia a cavar.

Es un perro silencioso, aunque más que ladrar aulla.

Aunque necesitan menos comida que la que podría suponerse por su tamaño, comen con facilidad lo que les echen, tendiendo por tanto facilmente hacia la obesidad.

Necesitan mucho ejercicio y estimulación psíquica (paseos, investigar, olores, nuevas rutas, correr...).

Perro duro, resistente y potente; no es especialmente rápido.


Las características del Alaskan Malamute obedecen a las peculiaridades que se buscaron en su cría y selección.

Comprendiendo su origen se entiende con facilidad la forma de ser y de funcionar del alaskan malamute.


Fue seleccionado para estar cerca del hombre, en contacto con él. Por tanto no es de extrañar que para este perro el ser humano sea un amigo.

Fue seleccionado para arrastrar pesados trineos a muchos kilómetros de distancia, por lo que no es de extrañar su fuerza, tenacidad y potencia.

Fue seleccionado para vivir en climas polares, por lo que no es de extrañar su pelaje (en cualquier caso se adapta bien a otros climas -para eso está la muda del pelo, que suele ser extraordinaria-).

Fue seleccionado para vivir en condiciones muy duras y para el trabajo. De ahí que no extrañe que no necesite tanta comida como podría aparentar por su corpulencia; que no malgaste energías inutilmente (ladrar); que sea capaz de soportar temperaturas extremas.

Fue seleccionado para cubrir grandes distancias en condiciones climatológicas adversas; de ahí que tenga un sentido de la orientación y del olfato exquisitos.

Fue seleccionado para vivir en el polo, donde al excasear la comida, cualquier animal que pudiesen cazar sería de lo mejor que les pasease en ese día. De ahí su alto instinto de presa hacia otros animales.

Fue un animal seleccionado para convivir en manada tirando del mismo trineo, por lo que se entiende su alto grado de vinculación con la manada, y por tanto el ir escalando posiciones dentro de la misma, los ejemplares mejor dotados, para lograr su supervivenvcia y la de los otros mienbros de la manada. Igual sucede en la actualidad, y de ahí también su dominancia, que muchas veces es ritual, sin llegar a ningun enfrentamiento, más que cuando no queda otra.

Fue un perro seleccionado para sobrevivir en condiciones adversas, luchando por su propia vida en cada difícil viaje polar, enfrentandose a múltiples peligros de clima, condiciones del suelo, hielos, hundimientos, etc; de ahí su inteligencia y la correspondiente dificultad para un dueño primerizo para dirigirle; porque es un perro que sabe obedecer, pero cuando lo que se le pide es absurdo a su entender, hace lo que considera oportuno (si el hombre que lleva el trineo les dice que por la derecha y ven que es terreno peligroso, irán por la izquierda).

En definitiva, es una pasada de raza......


Diferencias con otras razas de perros "polares"
El Alaskan Malamute es el más grande de los perros polares, el más potente y resistente. El Husky Siberiano es más pequeño, menos corpulento, más ligero y más activo. El Samoyedo es el más peluche de los tres. Era el único perro ártico que convivía con los humanos en el interior de la morada. Sin perjuicio de su capacidad para el tiro.


***Malamute de la fotografía: Mahle

2 comentarios:

Demi Lu dijo...

Hermoso animal!!

Muy interesante lo que nos compartiste....

Anónimo dijo...

Son unos perros preciosos la verdad, un saludo
Nitha

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...